Ahora los Stones quieren ser policias.