Otro chiste del cual solo los stones se rien.