Difusion

El fanatismo por tu equipo o en este caso tu selección favorita puede ser tan grande que de no medir las circunstancias puede costarte caro. 

Brasil sufrió, los hinchas también. Pero este fanático sin duda alguna que sufrió luego del partido. Brasil y Chile se fueron a la definción por penales y la emoción fue tan grande cuando Julio César le tapó el penal a Pinilla que un afiniciado rompió la pantalla de su televisor. 

¡Mira el video!