El cantante canadiense ganó la categoría Mejor Artista Pop / Rock Masculino y, visiblemente emocionado, agradeció al ´Rey del Pop´ a quien idolatra.

PRI

Grande fue la sorpresa en la categoría Mejor Artista Pop / Rock Masculino de los American Music Awards 2010, pues se esperaba que el ganador del trofeo fue el rapero Eminem, quien volvió este año a la escena musical tras ser tratado por sus adicciones.

La joven luminaria del pop Justin Bieber se quedó con el premio y subió al escenario para recibirlo súper emocionado. El canadiense dijo que era una noche muy especial para él pues no se imaginó ganarle a Eminem, a quien admira muchísimo, y a Usher, a quien considera su mentor.

Para poner la cereza al discurso, Justin agradeció de forma especial al fallecido Michael Jackson pues “sin él ninguno de nosotros estaría aquí”.