Kristen Stewart se abrió y confesó el daño que le causó la fama producida durante la saga de Crepúsculo.

Kristen Stewart se abrió y confesó el daño que le causó la fama producida durante la saga de Crepúsculo. En una entrevista bastante íntima con la revista Marie Claire, la actriz confesó que no la pasó bastante bien su adolescencia combinada con la fama producida por Crepúsculo.

Muchas veces vemos a los famosos disfrutar de la popularidad que puedan tener en el momento, pero nos olvidamos que puede ser un disfraz y que fácilmente en su interior o en su privacidad, realmente no les guste todo eso.

Zayn Malik renunció a One Direction precisamente por no poder aguantar la falta de privacidad y la excesiva fama que había en su alrededor. Kristen Stewart no podía renunciar a Crepúsculo.

"Prendió fuego mi universo y lo vi arder. Hablando con franqueza fue un período muy traumático a principios de mis veinte años que despertó algo en mí que era un poco más… salvaje. El público me quemó pero eso está bien, puedo soportarlo. No estoy muerta. Entre los 15 y los 20 años fue intenso. Estaba muy ansiosa. Era una obsesiva del control, si no sabía cómo resultaría algo, me enfermaba o me encerraba o me inhibía de forma debilitante"

Vaya que fue bien fuerte, sin embargo Kristen Stewart logró superarlo:

“En un punto debes dejarte llevar y permitirte vivir. Finalmente he logrado obtener mucho de la vida. Viví de forma dura siendo muy joven y yo me hice eso a mí misma, pero he encontrado llegar al otro lado no dura, sino fuerte. Tengo la habilidad de perseverar y no tenía eso antes. Es como cuando te caes duro, la próxima vez te dices: ‘¿Y qué? Ya me he caído antes”