Gerard Piqué habría tenido una modalidad para lograr sus cometidos, sin que Shakira no se logre enterar de nada.

La astuta modalidad de Piqué para serle infiel a Shakira sin que la cantante lo descubriera
La astuta modalidad de Piqué para serle infiel a Shakira sin que la cantante lo descubriera | Fuente: difusión

Desde la ruptura de la relación entre Shakira y Gerard Piqué, se han ido tejiendo distintas teorías de la aparente infidelidad del jugador del FC Barcelona. En esta ocasión, un nuevo informe presenta al futbolista con un meticuloso modus operandi para poder mantener sus encuentros clandestinos. Todo habría salido a la luz luego que los detectives de la cantante colombiana lograran descubrir sus minuciosos planes.


Gerard Piqué y sus encuentros clandestinos

Con el paso de los días, siguen revelándose detalles muy íntimos de la impactante separación entre Shakira y Gerard Piqué. Ahora, ha salido a la luz el supuesto plan que el futbolista realizaba para poder engañar a la cantante colombiana sin que esta lo descubriera.


Según han revelado en el programa español “Socialité”, el defensa español habría organizado un meticuloso plan para poder verse a escondidas con otras mujeres sin poder ser descubierto por Shakira.


En las revelaciones se precisa que Gerard Piqué, para lograr engañar a Shakira, frecuentaba un bar llamado La Traviesa, donde trabajaba la supuesta amante del jugador español, y donde mantenía sus lujuriosos encuentros clandestinos.


Las afirmaciones de Socialité y los encuentros de Gerard Piqué

Según señala Socialité, el hombre tenía un plan bien organizado, incluso, para ingresar al local.


“Gerard Piqué entraba por una puerta lateral del local, mientras que ella ingresaba por la puerta principal cuando llegaba a trabajar un poco antes”, señala el programa.


El objetivo de todo el plan era no ser visto por los paparazzis, por lo que Gerard Piqué llegaba en un taxi a la locación, e ingresaba a La traviesa por una calle que era muy poco frecuentada por los transeúntes.


Por si fuese poco, los compinches de dicho plan, eran los mismos encargados del local, pues, una vez dentro del bar, ellos avisaban a la joven que subiera a una sala reservada exclusivamente para la parejita.


“Es una sala donde no puede acceder nadie más, así estaría a salvo de las miradas furtivas del resto de gente de ‘La Traviesa’”, señaló Socialité en su informe.


Sin embargo, como todo plan maestro tiene un cabo suelto, todo terminó luego que los detectives contratados por Shakira lo descubrieran en el momento exacto.