El Super Bowl significa un gran escaparate para las marcas y uno de los anuncios más locos que veremos en este evento que sobrepasa lo deportivo, es el de las chocolatinas Snickers, que este año estará protagonizado por Willem Dafoe y la legendaria Marilyn Monroe.

El Super Bowl significa un gran escaparate para las marcas y uno de los anuncios más locos que veremos en este evento que sobrepasa lo deportivo, es el de las chocolatinas Snickers, que este año estará protagonizado por Willem Dafoe y la legendaria Marilyn Monroe.

El spot recrea una de las escenas más emblemáticas del cine, ésa en la que 'la tentación rubia', enfundada en un impresionante vestido blanco,  trata de evitar, sin mucho éxito, que una ráfaga de aire le levante la falda. Pero cuál es la sorpresa cuando en lugar de Marilyn Monroe, es el actor Willem Dafoe el protagonista de esta secuencia de la película La tentación vive arriba.

El intérprete, que es la encarnación de la versión hambrienta de la actriz, no parece muy entusiasmado con la escena en cuestión, hasta que le ofrecen un Snickers. Una vez satisfechos los instintos más básicos, la actriz vuelve a su figura normal para regalarnos una de sus poses más icónicas.

Al final del anuncio también aparece otro genio de la comedia, Eugene Levy, el actor al que hemos visto en la saga American Pie, que es el encargado de controlar el ventilador.