Tiene tan solo 23 años, pero ya es la estrella más cotizada de la industria de Hollywood. No solo es bella, talentosa y entusiasta sino que es “la chica en llamas” de la taquillera saga de The Hunger Games (Los Juegos del Hambre), la obnubilada ganadora del Óscar a Mejor Actriz en la última edición de los Premios de la Academia por Silver Linings Playbook.

Jennifer, descubierta a los 14 años por un fotógrafo cuando visitaba Nueva York, cae bien de buenas a primeras. Y no es solo su apariencia. Dice exactamente lo que piensa. Es simpática, espontánea y tiene sentido del humor. Es todo un personaje pintoresco si la comparamos con otras figuras de su generación.

Hoy la podemos ver en la pantalla en Catching Fire (En Llamas), la segunda película de la franquicia que protagoniza. Allí es Katniss Everdeen, la heroína de un futuro distópico caracterizado por los denominados Juegos del Hambre.

Mira aquí las mejores 30 portadas de Jennifer Lawrence ¿Cuál te gusta más?