Ariana Grande estuvo el pasado fin de semana en California junto a su nuevo novio Ricky Álvarez (que además es uno de sus bailarines) cuando decidieron entrar en la cadena de pastelería Wolfee Donuts. Tal como se ve en el vídeo de las cámaras de seguridad de la tienda, Ariana y su novio empiezan a lamer los donuts que hay en el mostrador cuando los empleados no miran sin comprarlos después.

Ariana Grande estuvo el pasado fin de semana en California junto a su nuevo novio Ricky Álvarez (que además es uno de sus bailarines) cuando decidieron entrar en la cadena de pastelería Wolfee Donuts.

Tal como se ve en el vídeo de las cámaras de seguridad de la tienda, Ariana y su novio empiezan a lamer los donuts que hay en el mostrador cuando los empleados no miran sin comprarlos después.

Según han declarado trabajadores del establecimiento al portal TMZ la cantante y su chico empezaron a jugar a Verdad o Acción y por eso tan extraño comportamiento. También añaden que aunque en el vídeo es difícil detecar si realmente llegan a tocar con sus lenguas la comida, están lo demasiado cerca para poder contaminar el producto y tener que retirarlo de la venta.

Por otro lado, la relación de Ariana con Alvarez era secreta y de momento no se hubiera sabido si no fuese de la publicación de éste vídeo.