Cuando Beyoncé apareció en la alfombra roja del concierto benéfico "Tidal X: 1020", deslumbró a todos con un hermoso vestido y escote super profundo, pero no fue lo único que llamó la atención de la cantante. Cuando le iban a tomar fotos en plena alfombra roja tuvo un problema de vestuario y su asistente se acercó a ayudarla rápidamente, pero ella le pidió de una manera sutil que no siguiera.

Cuando Beyoncé apareció en la alfombra roja del concierto benéfico “Tidal X: 1020”, deslumbró a todos con un hermoso vestido y escote super profundo, pero no fue lo único que llamó la atención de la cantante. 

Cuando le iban a tomar fotos en plena alfombra roja tuvo un problema de vestuario y su asistente se acercó a ayudarla rápidamente, pero ella le pidió de una manera sutil que no siguiera.

Pero Beyoncé le dice a su asistente “No sigas”. Y con una gran sonrisa en el rostro... La asistente sigue las instrucciones y se aleja de inmediato con cara de susto. ¡Pobre!

Durante el evento de Tidal, compañía de Jay Z, esposo de Beyoncé, la cantante también deslumbró en el escenario.

Beyoncé actuó junto a Nicki Minaj y juntas revolucionaron el Barclays Center de Nueva York al cantar “Feeling Myself”.

#Beyonce #TIDALX1020

Un vídeo publicado por Beyoncé (@beylite) el

Una foto publicada por Beyoncé (@beyonce) el