El actor dará su imagen para una marca de cigarrillos electrónicos llamada NicoSheen.

Captura TV

Muchas veces ha sido retratado con un cigarrillo, por ello no será sorpresa para muchos que Charlie Sheen se meta a fondo en el negocio, en este caso, cediendo su imagen para promocionar cigarrillos electrónicos.

El producto, llamado NicoSheen ya está disponible para ser comprado por el público en general a través de su página web. Anteriormente, Sheen aprovechó la prohibición de fumar en Canadá para probar el sustituto en el escenario. Sin embargo, minutos más tarde pidió permiso al público para fumar uno “verdadero” en la calle.

Un par de cigarrillos electrónicos desechables cuestan 15 dólares, mientras que dos reusables cuestan 50 dólares. La lista de productos relacionados al tabaco que Sheen auspicia es bastante numerosa.