La época de los emo fue una de las ‘tribus urbanas’ tuvo su apogeo entre los adolescentes entre los años 2000 y 2007 aproximadamente. Reconocerlos era muy facil, pues pocos llevaban flequillos, piercings y ropa negra mezclada con morado o fucsia que expresaba sus profundas emociones, logrando ganarse un lugar en las subculturas, entre los góticos y los punks.

Pero el tiempo pasa para todos y sabíamos que llegaría el día en que ya no te ibas a tomar fotos frente al espejo (con flash incluído para darle un toque especial y "diferente"), los piercings que usaban y la triste música que expresaba toda su melancolía se vieron reemplazadas por la vida adulta, la vestimenta normal y hasta formal.

Si tú también fuiste emo entonces te vas a sentir muy identificado con las historias a continuación.