Christina Aguilera, fue una de las invitadas a la fiesta organizada por el productor y actor, Seth MacFarlane y según varios testigos el alcohol hizos efecto en la cantantr, quien se subió al escenario, pasada de copas, hasta en cinco ocasiones.

Christina Aguilera, fue una de las invitadas a la fiesta organizada por el productor y actor, Seth MacFarlane y según varios testigos el alcohol hizos efecto en la cantantr, quien se subió al escenario, pasada de copas, hasta en cinco ocasiones. 

Lo mejor llegó cuando comenzó a discutir con su prometido, Matt Rutler. Cuando la pareja quiso abandonar la fiesta, la cantante estuvo a punto de lanzarse sobre un árbol de Navidad al no controlar sus tacones. "Estaba borracha y muy perjudicada", asegura un asistente. 

El evento, que tuvo lugar en el exclusivo barrio de Beverly Hills, y asistieron varios invitados entre los que se encontraba la hija de Frank Sinatra, Tina, Zac Efron, John Stamos, Courtney Love y Marilyn Manson.