Daniel Radcliffe tuvo que decidir cuál sería la primera película que protagonizaría después de la serie "Harry Potter", y le tomó su tiempo escogerla.

El protagonista de una de las sagas más exitosas del cine Daniel Radcliffe, pensó mucho antes de elegir a “The Woman in Black”, un thriller oscuro sobre un padre recientemente enviudado que es acechado por la muerte de su esposa, cómo la película que lo sacaría de su papel de Harry Potter.

“Nunca me imaginé que lo primero que haría después de ‘Potter’ fuera un filme de terror o algo así. Esa fue una de las razones por las que me interesó, porque era algo tan inesperado”, dijo Radcliffe en una entrevista reciente.

“Esta película de terror tiene un gran argumento, pero el impulso lo dan los protagonistas, sabía que me venía perfectamente”. “Iba a rodarse justo durante mi descanso entre el final de “Potter” y “How to Succeed”, así que el momento fue perfecto”. “También, cuando estaba leyendo el guión, me sorprendió disfrutar un filme de terror porque nunca me había atraído”.

Radcliffe, de 22 años, también habló de cómo creció rápidamente, de elogios recibidos del actor Sean Connery.

En cuanto a su papel como padre dentro de la producción, el exmago comentó que “es muy difícil crear esa química con un niño de 4 años al que no habías conocido y que llega al plató diciendo, “¿Qué es todo esto?” Esa fue una de las razones por las que le sugerí a (el director) James (Watkins) que le hiciera una prueba a mi ahijado de la vida real y lo hizo y estuvo maravilloso y lo hizo genial en la película”.

“Cuando estábamos filmando, yo estaba tan obsesionado con que él la pasara bien y de asegurarme que no tuviera frío o se pusiera nervioso que en verdad no le presté atención al hecho de que en realidad es un actorcito bastante bueno”, indicó