Suicide Squad (Escuadrón Suicida) ha finalizado su rodaje tras generar gran expectativa durante meses, y finalmente David Ayer ha puesto punto final a la filmación de su película, entonces ahora comienza la etapa de postproducción.

Suicide Squad (Escuadrón Suicida) ha finalizado su rodaje tras generar gran expectativa durante meses, y finalmente David Ayer ha puesto punto final a la filmación de su película, entonces ahora comienza la etapa de postproducción.

Como muestra de agradecimiento a la ciudad de Toronto por acogerles durante el rodaje, dos de los villanos de Suicide Squad han decidido hacer una buena acción antes de ir a celebrar el fin de la filmación junto al resto del equipo. Según informa CTV, Margot Robbie (Harley Quinn) y Jai Courtney (Capitán Boomerang) acudieron al puesto de limonada de una niña que recauda dinero para poder ayudar a su hermano, que sufre una enfermedad rara conocida como Síndrome de Angelman.

Courtney explicó que en cuanto se enteró de lo que estaba haciendo la pequeña, no dudó en colaborar con su causa: "Había oído hablar de la historia de Na'Ama y lo que ella estaba haciendo por su hermano. Esto demuestra que no hay actos pequeños cuanto estamos hablando de hacer la diferencia".

Por su parte, Robbie afirmó que cuando ella era pequeña también tenía puestos parecidos, pero que lo que recaudaba se lo gastaba en caprichos: "Cuando era pequeña solía hacer puestos pequeños. Las ganancias me las gastaba en helados en una tienda a la vuelta de la esquina. Así que estoy contenta con que esté haciendo algo noble por la causa".