Dave Grohl, líder de Foo Fighters se rompió una pierna sobre el escenario hace unos días en Gothenburg (Suecia), pero eso no le impidió terminar el concierto. Sin embargo la banda ha tenido que cancelar dos conciertos de su gira europea, con el fin de que Dave Grohl pueda recuperarse.

Dave Grohl, líder de Foo Fighters se rompió una pierna sobre el escenario hace unos días en Gothenburg (Suecia), pero eso no le impidió terminar el concierto. Sin embargo la banda ha tenido que cancelar dos conciertos de su gira europea, con el fin de que Dave Grohl pueda recuperarse.

Se trata de las actuaciones prevista para este domingo en el Pinkpop Festival de Países Bajos y la de mañana martes en el AFG Arena de St Gallen (Suiza). Ambas citas formaban parte de su tour internacional para presentar las canciones de su último disco, «Sonic Highways».

El pasado viernes en Gothenburg (Suecia), Dave Grohl estaba interpretando junto a su banda «Monkey Wrench» cuando tropezó y cayó sobre el escenario. «Creo que me he roto una pierna. Creo que de verdad me he roto la pierna», dijo el cantante desde el suelo. El ex batería de Nirvana hizo una promesa. «Voy a ir al hospital. Me arreglarán la pierna y vendré para continuar».

Y eso fue exactamente lo que sucedió. Después de que el equipo médico pudiera atenderle, el cantante regresó, se sentó en una silla y continuó el concierto durante dos horas. Después confirmaron el diagnóstico de Grohl mediante un tuit, al tiempo que daban las gracias a sus seguidores.