Game Of Thrones fue presentada en el 2011 por HBO junto a un gran número de personajes, y durante estos cinco años de aventuras hemos visto de todo, hemos reído y llorado, nos hemos molestado, hemos gritado y sufrido en carne propia las desgracias de nuestros favoritos.

Con el paso del tiempo, muchos se han ido, pero otro tanto ha perdurado, así que hemos tenido la dicha de verlos crecer, no solo como actores dentro de roles fantásticos, sino también personal y físicamente. Atrás quedó el reino de los mayores, ahora son los jóvenes sobrevivientes quienes dan la pelea en Westeros.