Melisandre
Melisandre | Fuente: Pública

Game of Thrones regresó con 'The Red Woman' y ha sacudido por completo a sus fans. Especialmente tras la última escena del capítulo, protagonizada por Melisandre, la misteriosa sacerdotisa roja que sigue dando mucho que hablar.

Dicha secuencia se ha vuelto fundamental para el futuro de la serie. El propio equipo de la ficción basada en las novelas de George R.R. Martin revela algunos de los secretos que rodearon a la filmación de este pasaje clave.

*** ALERTA SPOILER ***

En el episodio 6x01, Melisandre se desnudaba por completo antes de irse a la cama. De hecho, se quitó hasta el collar rojo que le ha acompañado en todas sus apariciones. Pues bien, nada más desprenderse del talismán, el personaje de Carice Van Houten envejeció a ojos vista hasta convertirse en una anciana de más de 400 años.

En una entrevista con Entertainment Weekly, el director Jeremy Podeswa ha explicado cómo rodó la escena en cuestión: "Queríamos emplear a una persona real en lugar de una creación por ordenador. Simplemente queríamos mostrar a alguien muy viejo sin ponerle una cifra concreta".

Con esa intención, Podeswa decidió emplear dos personas para interpretar a un mismo personaje: "Al emplear dos actrices diferentes conseguimos dar esa sensación de (Melisandre) no tenía edad. Podríamos haber añadido más efectos al doble de cuerpo para que pareciera aún más vieja, pero habría sido menos real al incluir elementos de fantasía".

Según el director, la secuencia (que aparece en este vídeo a partir del minuto 2:50) muestra un aspecto nunca visto de la bruja: "Ella se cuestiona su poder y su capacidad de persuasión. Está en su momento más bajo y, mirándose en el espejo, se ve su fragilidad y que está en su momento más vulnerable".

Melisandre | Fuente: Youtube