Captura Youtube

Una turista pasó momentos de desesperación al pensar que no volvería a ver su costoso iPhone, luego que un elefante de un zoológico de Tailandia se lo tragara. Sin embargo, el móvil pudo ser rescatado entre los excrementos del animal.

La joven tomaba fotografías mientras su amiga daba de comer al paquidermo, fue en ese momento cuando intempestivamente la trompa del animal succionó el teléfono.

Desesperada, la muchacha pidió ayuda al guía, quien empezó a tocar la garganta de animal, intentando encontrar el aparato, pero todo fue en vano.

Pasado un tiempo el trabajador del zoo llevó a la joven ante un cúmulo de excrementos. Es la amiga la que timbra al móvil desaparecido y logran localizarlo. Avergonzada, pero feliz, la joven aceptó el teléfono rescatado.