Johnny Depp podría irse a la cárcel por llevar a sus perros a Australia aunque parezca una broma, pero los oficiales de Down Under no se rien para nada y Depp podría terminar tras las rejas por un largo, largo tiempo. Depp podría pasar hasta 10 años en prisión - y recibir una multa de hasta 340.000 dólares - por traer ilegalmente a sus dos perros a Australia, según dijo el Sydney Morning Herald.

Johnny Depp podría irse a la cárcel por llevar a sus perros a Australia aunque parezca una broma, pero los oficiales de Down Under no se rien para nada y Depp podría terminar tras las rejas por un largo, largo tiempo.

Depp podría pasar hasta 10 años en prisión - y recibir una multa de hasta 340.000 dólares - por traer ilegalmente a sus dos perros a Australia, según dijo el Sydney Morning Herald.

El documento dice que su piloto, quien voló con Depp y los perros hacia el país, podría obtener dos años también.

Depp regresó a sus dos Yorkshire Terriers - Boo y Pistol - a EE.UU. a principios de este mes después de que los funcionarios amenazaron con liquidar a los cachorros porque no los declaró correctamente.

Bajo la ley australiana, los perros traídos al país deben ser puestos en cuarentena durante 10 días, para evitar la propagación de enfermedades.