Kim Kardashian se la pasa tomándose selfies pero su esposo, Kanye West, no parece muy partidario de ello; sobretodo cuando le piden fotos.

Kim Kardashian se la pasa tomándose selfies pero su esposo, Kanye West, no parece muy partidario de ello; sobretodo cuando le piden fotos.

Durante el Super Bowl, un fanático se acercó a Kanye a pedirle un selfie y el rapero digamos que no le quedó más remedio que hacerlo  puso cara de "a nada".

Ben Pitasky compartió la estupenda foto en Instagram dónde salía él, un amigo y Yeezus quién ni siquiera se molestó en ver a la cámara. Uno de los chicos en la foto comentó, “Kanye ama a los Hawks y que lo molesten”.

Otro fan, Dakota George, decidió tomarse un selfie muy sonriente desde lejos y la compartió igualmente en la red social de fotos y la cara de West digamos que fue un poco más amable y hasta se puede ver a Kim sentada al lado de su esposo.

Puede que no haya dormido muy bien después de la cena en The Waffle House y por eso no estaba de ánimo para sonreir.

Selfie with Kim & Kanye #SB49 @kimkardashian

Una foto publicada por Dakotah George (@kingeorge12) el