Katy Perry celebró su cumpleaños 32 y tuvo una merecida cena para terminar el día pero el regalo especial llegó con una lujosa torta en el Show de la Moda del Consejo de Diseñadores en Estados Unidos / Vogue Fashion Fund presentado por Kate Spade de Nueva York.

Claramente feliz por el dulce, la estrella del pop sopló sus velas, aunque aun sorprendida de tener todo el foco en ella durante la cena, aprovechó para sacarse selfie y registrar todo junto a sus amigos en Snapchat, y los fans se aseguraron para desearle un feliz cumpleaños en sus múltiples mensajes.

Katy lució un traje blanco, peinado pulcro y maquillaje perfecto, por supuesto dejandonos ver un poco de escote.

El toque final y más romántico vino sin duda con la increíble sorpresa de cumpleaños, según los informes, un ramo gigante de flores de parte de su novio, Orlando Bloom.