La hermana de Kim Kardashian se robó las miradas de los asistentes a la celebración del after party de los Premios Oscar. Así como las caderas de Shakira no mienten, las piernas de Kendall Jenner, tampoco.

Más en Studio92: Kendall Jenner lució unos polémicos jeans que no le gustaron a nadie

Kendall asistió a la famosa fiesta, organizada por la revista Vanity Fair, donde sólo los privilegiados pueden ingresar. Ella atrajo las miradas de los presentes, y no sólo por su imponente altura, sino por el sexy atuendo que portaba.

Con un vestido Saint Laurent, de color negro, que le permitió no solo resaltar sus largas y tonificadas piernas, sino lucir un escote profundo y sutil, con el que mostró la medida exacta de piel sin caer en lo ordinario.

Pero como toda una Jenner, Kendall no podía caer en lo simple, las mangas de su vestido estaban compuestas por olanes, los cuales pronunciaron sus hombros y terminaron dándole el toque final a la prenda.

La imagen ha superado los más de tres millones de “Me gusta” y sus fans la llenaron de miles de elogios.

tell me more

Una publicación compartida por Kendall (@kendalljenner) el