La polémica estrella Lindsay Lohan está desesperada pues podría enfrentar una pena que podría alcanzar los 245 días de cárcel, por violar su libertad condicional, y para evitarlo está agotando todos sus recursos.

Según informa el portal TMZ, Lohan le ha pedido a sus familiares, amigos y también a su gurú espiritual que escriban una carta al juez en su defensa, ya que según ella, eso ayudará a probar que la cárcel no es el mejor lugar para una estrella como ella.

LiLo confía en que el testimonio de su asesora espiritual sea el más convincente para la jueza, ya que la actriz acude desde 2008 a ella y puede probar que sus consejos la han beneficiado.

Por su parte la jueza puede optar por enviar a la actriz a terapia en lugar de a cárcel. La audiencia se realizará el próximo 25 de enero.