Lo de Lindsay Lohan con Instagram no tiene remedio. Cuando no se equivoca e insulta a sus seguidores llamándoles "idiotas", cuelga un vídeo ridículo del que luego se arrepiente. Su última controversia ha venido dada por una imagen en la que luce cuerpo, orgullosa de su figura, con un escrito que nos invita a querernos tal y como somos. Las críticas le han llovido en los comentarios ya que muchos la acusan de usar Photoshop. Su trasero también ha sido el blanco de las miradas y otros tantos han bromeado con que esa es la única parte donde se ha olvidado de aplicar el retoque gráfico.

Lo de Lindsay Lohan con Instagram no tiene remedio. Cuando no se equivoca e insulta a sus seguidores llamándoles "idiotas", cuelga un vídeo ridículo del que luego se arrepiente. Su última controversia ha venido dada por una imagen en la que luce cuerpo, orgullosa de su figura, con un escrito que nos invita a querernos tal y como somos. Las críticas le han llovido en los comentarios ya que muchos la acusan de usar Photoshop. Su trasero también ha sido el blanco de las miradas y otros tantos han  bromeado con que esa es la única parte donde se ha olvidado de aplicar el retoque gráfico.

Esas son las consecuencias de publicar una fotografía predicando que uno debe amarse tal y como es a la vez que se lleva puesto un corsé moldeador de la cintura. Lo que los comentarios que siguen vienen a decir es que la primera en no quererse a sí misma es ella, que debe usar aparatos para moldear a la fuerza su cintura. 

Sin embargo, el apunte no queda ahí. Lindsay Lohan también es acusada de utiliza el programa de retoque fotográfico Photoshop en gran parte de su anatomía, olvidando, eso sí, pasárselo por el trasero. "Literalmente, no tiene trasero", "Se ha olvidado de photoshopear su traseo caído" o "Error 404! No se ha encontrado su trasero!" son algunos de los comentarios vertidos hacia su retaguardia.