One Direction estuvo de concierto en Birmingham, Inglaterra, y mientras Louis Tomlinson y Liam Payne celebraban el haber dado un gran show, tonteando y haciendo cosas alocadas en el escenario, sin querer, se dieron lo que ante los ojos de muchos pareció ser un beso en la boca.

One Direction estuvo de concierto en Birmingham, Inglaterra, y mientras Louis Tomlinson y Liam Payne celebraban el haber dado un gran show, tonteando y haciendo cosas alocadas en el escenario, sin querer, se dieron lo que ante los ojos de muchos pareció ser un beso en la boca.

Los cantantes estaban bromeando, pero de pronto, mientras estaban abrazados, se inclinaron al mismo tiempo y ¡ups! sus labios parecieron tocarse muy rápidamente.

Aunque probablemente fue algo raro para los chicos, nos alegra verlos felices sobre el escenario. La última vez que los grabaron frente al público, estuvieron involucrados en una aparente riña. En esa oportunidad, Liam empujó a Louis en la tarima, pero luego aclaró las cosas vía Twitter, asegurando a los fans que todo fue en juego.