Madonna no anda en muy buna racha, pues en su último concierto en Bangkok se quedó enredada en un velo de novia durante la coreografía de 'Material girl' y que provocó muchas burlas entre los asistentes.

Madonna no anda en muy buna racha, pues en su último concierto en Bangkok se quedó enredada en un velo de novia durante la coreografía de ‘Material girl’ y que provocó muchas burlas entre los asistentes.

La presentación de la artista de 57 años incluía dos bailarines vestidos de novios y que debían quitarle un velo gigante, lentamente, que la cubría hasta los muslos. Pero las cosas no funcionaron como se esperaba y la protagonista de la gira ‘Rebel Heart Tour’ pasó un difícil momento al intentar soltarse para evitar caer al piso.

Una de las caídas más recordadas de la reina del pop fue la del año pasado en los Brit Awards cuando se enganchó la capa con la que estaba en uno de sus bailarines y cayó estrepitosamente hacia atrás.

*