Desde imágenes de la alta costura protagonizadas por Sienna Miller o Nicole Kidman hasta desnudos de Kate Moss o Demi Moore, el fotógrafo peruano Mario Testino refleja el proceso de vestirse y desvestirse en la exposición "Todo o Nada", que inaugura mañana el Museo Thyssen-Bornemisza, de Madrid.

Considerado "el número uno de los fotógrafos de moda en el mundo", en opinión de Guillermo Solana, director artístico del museo madrileño, Testino reivindica con esta exposición la importancia de la fotografía de moda "que ha sido vista durante muchos años como algo superfluo".

El artista, que mostró hoy su desacuerdo con esta consideración, destacó que muchos artistas y fotógrafos se han apropiado de su "trabajo y del de otros fotógrafos" de moda.

La moda es la forma más básica de expresión de cada persona por lo que "de superfluo no tiene nada, es algo muy profundo de cada uno de nosotros", comentó Testino que celebra sus 30 años de carrera, "con este regalo" que le ha hecho el Thyssen.

Aunque ahora parezca todo fácil, el fotógrafo relató que pasó quince años "muy difíciles y con muchas deudas".

"Ser fotógrafo de moda es una lucha, ya que todo está visto y tienes que buscar algo que sea tuyo", confesó.

Y para lograr la diferencia Testino no se conforma con la imagen en si ni con llevar a la modelo a su mundo. "Me interesa la persona con la que estoy, no su belleza en vivo sino la belleza que hay dentro, poder sacar a relucir esa belleza interior", aseguró el fotógrafo que puso como ejemplo su experiencia con Kate Moos.

"Hice un libro dedicado a ella. Creo que es de las personas que más me han influenciado por su forma de ser tan diferente".

Para seleccionar las 54 imágenes, todas ellas de gran formato, que se muestran en la exposición, Testino ha tenido que visionar "millones de fotografías" pues en los últimos quince años confesó que toma cinco fotografías cada uno de los días de la semana.

"Además, es difícil encontrar imágenes que puedan vivir en las paredes de un museo", agregó.

El artista subrayó la libertad con la que ha montado la exposición y reconoció que le resultaría muy difícil destacar alguna de sus fotografías. "Creo que no somos representados por una imagen sino por un universo. El conjunto de ese universo en si es el que muestra mi gusto", precisó.

En este "universo Testino" junto a la fotografía de moda tienen gran importancia los retratos, los desnudos y el erotismo.

"Yo -relató- soy muy curioso y no me puedo satisfacer solo con un tema. En la exposición, entre la alta costura y el desnudo había que pasar por el momento del desvestirse. Si esta muestra la hubiera hecho en Londres hubiera tenido un carácter mucho más erótico".

Testino reconoció "humildemente" la influencia que los grandes de la pintura española han tenido en su obra. "Me doy cuenta cuando visito este museo o el Prado. Creo que culturalmente es inevitable que exista un lazo, aunque mi obra es más solar, hay más colorido. De los clásicos españoles he aprendido sobre todo la iluminación", confesó.

A pesar de declinar elegir alguna de sus fotografías, si mencionó el desnudo de Demi Moore, "porque -dijo- si fuese mujer me gustaría tener su cuerpo".

Defendió el derecho y la libertad a la cirugía estética. "Creo que no se puede juzgar todo de manera tan dura. La mujer tiene una realidad muy diferente a la del hombre. Yo personalmente no me haría una operación", apuntó Testino para apoyar también el uso del photoshop, que definió como una "herramienta al alcance de todos que es una realidad".

En su opinión, todo ello es un problema de tolerancia. "Estamos en una sociedad que vive todo el tiempo juzgando lo que hace el prójimo. Si eres fea ¿por qué no te vas a ayudar, si eso te ayuda en tu vida?, reflexionó.

Guillermo Solana justificó la presencia de Mario Testino en el Museo Thyssen al señalar que es mucho más que un fotógrafo de moda, porque "su obra -dijo- tiene un alcance que va mucho más allá. Ha contribuido a redefinir el retrato en nuestro tiempo".

Además, en esta exposición "distinta, más audaz, más personal y más arriesgada, Testino rompe con estereotipos", concluyó Solana.

-EFE-