Luego de John Legend, Olivia Munn, Terry Crews, llegó Michael Phelps para unirse al Lip Sync Battle donde como de costumbre “cantaron” populares canciones acompañados por un grupo de bailarines e increíbles escenografías.

El nadador resultó ser el vencedor de la noche, después de doblar el éxito de Eminem “Lose Yourself” con una presentación que inició frente al espejo del un baño lleno de grafitti mostrando toda la actitud de chico malo.

Ya en el escenario se lució como un verdadero rapero, “cantando” al pie de la letra el rap del intérprete nativo de Detroit.

Un grupo de bailarines llegó en medio de la presentación para acompañar al atleta.