Difusi

One Direction ya está en Perú y su gira por latinoamérica comenzó anoche cuando dieron un conciertazo en Bogotá. Sin embargo la locurá de la fiebre de One Direction ya ha comenzado. La fiebre es tan grande que las directioners no duermen por esperar a las afueras del hotel gritando por sus ídolos. Pero...¿esto es bueno para los cantantes?

En Colombia los chicos de One Direction y su staff casi no han podido dormir la noche previa al concierto debido a los gritos de las directioners colombianas. Tanto fue el griterio a las afueras del hotel que Niall Horan pidió por twitter que bajaran el volumen del ruido.

"Honestamente creo que este hotel está hecho de papel! Haha! Se siente a la gente afuera como si estuviera en mi cuarto"

Ya nos imaginamos cómo habrán sido los gritos como para que Niall diga eso. Pero no fue lo único que dijo.

"Por favor, chicos! Les podría pedir que bajen un poco el ruido ! Todo nuestro staff está cansado y tenemos un gran día mañana. No quiero sonar molesto!"

Y en cierta forma es comprensible. Son varias horas de vuelo y deben estar frescos para dar lo mejor de si en el concierto. Claro que luego dieron un conciertazo innolvidable para las directioners colombianas.

Ahora estan en Perú y seguramente las directioners peruanas ya están a las afueras del hotel demostrando su cariño. Pero vamos chicas, ahorren garganta para el domingo y puedan gritar todo lo que quieran. ¡Déjenlos descansar un poco!