El origen de la futura esposa del príncipe Harry es clave para determinar qué título le otorgará la Reina.

¿Por qué Meghan Markle nunca será una princesa?
¿Por qué Meghan Markle nunca será una princesa? | Fuente: Getty Images

Tras meses de intensos rumores, el príncipe Harry de Inglaterra y Meghan Markle hicieron oficial su compromiso en matrimonio. La noticia, como era de esperarse, ha dado la vuelta al mundo y con ello la interrogante sobre qué título ostentará la actriz norteamericana.

Más en Studio92: Meghan Markle: Todo sobre la futura esposa del príncipe Harry

Antes de imaginarse a Meghan Markle como la nueva princesa de Inglaterra, debemos precisar que, pese a sus planes de matrimonio con el príncipe Harry, nunca podrá ser princesa del Reino Unido, de acuerdo con los estatutos de la realeza.

Y no por su nacionalidad estadounidense, su ascendencia afro o su condición de divorciada. Ninguna de esas premisas está en debate por estos momentos.

Sucede que así como Kate Middleton (esposa del príncipe William), Meghan Markle no es parte de una casa real en su ascendencia por lo que obtendrá solo el título de “duquesa”.

Más en Studio92: Los Príncipes Harry y William aparecerán en Star Wars: The Last Jedi

Según medios británicos, la reina Isabel ha reservado un ducado para aquella que se casara con su nieto, el príncipe Harry. Así, a partir del momento en que se case, la actriz podría tener una nueva denominación: Meghan de Sussex.

En el caso de la princesa Diana, ella nació en una familia aristocrática británica: la casa de Spencer. A partir de su casamiento con Carlos de Gales, el 29 de julio de 1981, recibió el título de princesa. "Su Alteza Real, la Princesa de Gales", más específicamente.