A todos nos gustan los cachorros y siempre que aparece una foto en nuestras redes sociales no podemos evitar sonreír y hasta compartir imágenesde ellos durmiendo o jugando, pero la palabra brackets definitivamente nunca a estado relaciona a ellos.

A todos nos gustan los cachorros y siempre que aparece una foto en nuestras redes sociales no podemos evitar sonreír y hasta compartir imágenesde ellos durmiendo o jugando, pero la palabra brackets definitivamente nunca a estado relaciona a ellos.

Este cachorrito llamado Wesley es tan adorable y esponjoso como cualquier otro perrito de seis meses, pero tenía un problema con su mordida. Sus dientes le impedían cerrar la mandíbula.

Es por eso que su dueña, Molly Moore, decidió hacer algo al respecto junto a su padre, quien es dentista veterinario, y rápidamente le consiguieron solución al problema de Wesley.