La cantante firmó un contrato de sociedad conyugal con su ex Antonio de la Rúa, por el cual tendrá que repartir las mansiones que adquirió mientras convivió con el argentino.

Difusi

Bien dicen que hay que fijarse en las letras pequeñas cuando se firma un contrato. La guapa cantante colombiana Shakira tendrá que repartir los bienes inmuebles que adquirió durante su relación con Antonio de la Rúa, pues selló un contrato de sociedad conyugal con él.

Entre las propiedades más costosas de la intérprete de ‘Loca’ se encuentran casas de lujo en la isla de Capri (Italia), en la isla caribeña de Bonds Cay y en Las Bahamas; en Punta del Este (Uruguay), Barranquilla (Colombia) y República Dominicana; una mansión en Miami, también un penthouse en Nueva York y una casa en Bellaterra (Barcelona), según informa el portal Eonline.com.

La separación no le caerá tan mal a Antonio después de hacer valer este lucrativo y prevenido contrato. Vale recordar que durante el tiempo que estuvo junto a Shakira, el argentino solo trabajó como una especie de manager y financista de la cantante.