Taylor Swift es una de las artistas más solidarias y su último gesto ha sido hacia Naomi Oakes, una fan de 11 años que padece leucemia y que se perderá el próximo concierto en Arizona. La cantante no sólo le ha hecho llegar una postal escrita de su puño y letra sino que le ha hecho el donativo de 50.000 euros para ayudar con los gastos que genera su enfermedad.

Taylor Swift es una de las artistas más solidarias y su último gesto ha sido hacia Naomi Oakes, una fan de 11 años que padece leucemia y que se perderá el próximo concierto en Arizona. La cantante no sólo le ha hecho llegar una postal escrita de su puño y letra sino que le ha hecho el donativo de 50.000 euros para ayudar con los gastos que genera su enfermedad.
La historia de cómo Taylor Swift llegó a saber de Naomi parece sacada de un cuento. La niña fue diagnosticada de leucemia hace tan solo dos semanas, pero lejos de hundirse, la menor quiso demostrar que su lucha no ha hecho más que empezar. Por eso grabó un vídeo inspirándose en el clip de su ídolo, Bad Blood, para contar su historia y que ésta fuera colgada en Youtube. Tal y como explica, el cáncer que padece la mantendrá ingresada en el hospital durante nueve meses, motivo por el cual no podrá asistir al concierto de Taylor en Arizona el próximo mes de agosto.
Y Taylor Swift siempre está pendiente de lo que hacen sus fans y asi supo de la historia de Naomi y quiso darle ánimos para seguir adelante con un gesto mucho más grande que el que todos esperaban, asi que le mandó una postal con un bonito mensaje escrito a mano en el que decía lo siguiente: "A la bonita y Valiente Naomi. Siento que te vayas a perder el concierto pero te prometo que habrá más. Ahora tienes que centrarte en curarte. Te mando los abrazos más fuertes del mundo a ti y a tu familia". 
Taylor Swift añadió a la postal una donación de 50.000 dólares para cubrir los gastos que se están desprendiendo del tratamiento de Naomi, un gesto que dice mucho del tipo de estrella que es Swift. No hay que olvidar que su propia madre padece también un cáncer, con lo que la joven está muy concienciada acerca de esta enfermedad. 
Cuando Naomi recibió sus regalos no podía creérselo y se emocionó mucho, algo que queda patente en el vídeo que su padre colgó en Youtube. "No puedo respirar, no respiro. En serio, creo que voy a morirme. Al final, por Taylor voy a morirme" comentó la niña con lágrimas en los ojos.