El actor protagonista de Yo, Robot quiere ser el próximo presidente de los Estados Unidos. A las elecciones de 2016 ya no llega pues están on fire con enfrentamientos diarios entre Donald Trump y Hillary Clinton, pero a las de 2020 sí que podría presentarse si organizara una campaña en condiciones. Parece que ganas y dinero no le faltan para iniciarse en esta aventura hacia la Casa Blanca como bien comentó la pasada semana en una entrevista.

Will Smith quiere ser el próximo presidente de los Estados Unidos. A las elecciones de 2016 ya no llega pues están on fire con enfrentamientos diarios entre Donald Trump y Hillary Clinton, pero a las de 2020 sí que podría presentarse si organizara una campaña en condiciones. Parece que ganas y dinero no le faltan para iniciarse en esta aventura hacia la Casa Blanca como bien comentó la pasada semana en una entrevista.

Y es que la carrera hacia la presidencia de Estados Unidos requiere de una fortuna personal elevada y muchas, muchas ganas. La campaña necesita dinero y eso, precisamente, es lo que le sobra a Will Smith quien junto a Jada Pinkett Smith, su esposa, no ha tenido problema alguno en declararse abiertamente demócrata y seguidor de Barack Obama, el actual presidente de Estados Unidos.

Will Smith competiría, si sigue con sus planes adelante, con Kanye West. El rapero esposo de Kim Kardashian anunció que también estaba descontento con la situación de su país y que se planteaba presentarse a presidente como parte del Partido Demócrata en Estados Unidos en 2020. Lindsay Lohan , a lo suyo, dijo que ella también, que no iba a ser menos, pero no sabemos muy bien qué esperar de ella ni si nos la tenemos que tomar demasiado en serio en sus declaraciones.