Emilia Clarke reveló algunos detalles de los problemas de salud que sufrió en 2013, mientras grababa Juego de Tronos.

Emilia Clarke perdió partes de su cerebro debido a dos aneurismas
Emilia Clarke perdió partes de su cerebro debido a dos aneurismas | Fuente: Game of thrones

Emilia Clarke, mejor conocida por su papel de Daenerys Targaryen en la serie “Juego de Tronos”, reveló algunos detalles sobre cómo sobrevivió tras sufrir dos aneurismas mientras rodaba la serie. La actriz de 35 años tuvo que ser intervenida en 2011 y 2013 tras sufrir de estos problemas de salud que casi terminan con su vida.

Durante una entrevista con el medio Sunday Morning de la BBC, Emilia Clarke mencionó: “Pertenezco a la muy, muy, muy pequeña minoría de personas que pueden sobrevivir a eso”, pues a raíz de estas dos aneurisma, no debería poder hablar ni moverse, ya que partes de sus cerebro ya no se pueden utilizar.

 

Emilia Clarke se salvó de morir

Emilia Clarke reveló que su primer aneurisma llegó en 2011, justo después de haber terminado de filmar la primera temporada de Juego de Tronos. De acuerdo a lo que contó por primera vez en 2019, en su ensayo “Una batalla por mi vida”, estaba entrenando en el gimnasio cuando sintió “como si una banda elástica me estrujara el cerebro”. Clarke tuvo un derrame cerebral y fue intervenida en el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía en Londres.

En 2013, después de terminar el rodaje de la tercera temporada de Juego de Tronos, Emilia Clarke se hizo un escáner cerebral en el que mostraba que “el crecimiento en el otro lado de mi cerebro se había duplicado en tamaño”, por lo que fue intervenida de emergencia.

Según cuenta Clarke, se despertó gritando de dolor porque su procedimiento había fallado y tuvo una hemorragia. “Los médicos dejaron claro que mis posibilidades de sobrevivir eran precarias si no me operaban de nuevo. Esta vez necesitaban acceder a mi cerebro a la antigua, a través de mi cráneo. Y la operación tenía que ocurrir de inmediato”, reveló la actriz de Yo antes de ti.

Emilia Clarke tiene partes del cerebro inutilizables

Emilia Clarke comentó que cuando vio los escaneos de su cerebro después de las operaciones, se dio cuenta que le faltaba bastante de ese órgano. “Obtienes mucha perspectiva. La cantidad de mi cerebro que ya no se puede utilizar... Falta bastante, algo que me provoca la risa”, comentó la famosa actriz.

“Porque los accidentes cerebrovasculares, básicamente, tan pronto como cualquier parte de tu cerebro no recibe sangre por un segundo, desaparece. Y así, la sangre encuentra una ruta diferente para moverse, pero luego, cualquier parte que falte, desaparece”, explicó Emilia Clarke.

La actriz de 35 años sufrió las consecuencias de los aneurismas, pues tuvo afasia, lo cual es una condición que afecta la capacidad de las personas para comunicarse. Por otro lado, Clarke asegura que su memoria no salió afectada y puede trabajar con normalidad. “Puedo hacer una obra de teatro de dos horas y media todas las noches y no olvidar una línea”, aseguró la actriz.