Kim Kardashian se sometió a una fuerte rutina para poder bajar de peso y así bajar 7 kilos y usar el vestido de Marilyn Monroe para una exclusiva gala.

Kim Kardashian se sincera y habla por primera vez de los problemas de salud que tuvo al bajar 7 kilos en un mes
Kim Kardashian se sincera y habla por primera vez de los problemas de salud que tuvo al bajar 7 kilos en un mes | Fuente: difusiòn

La Met Gala dió mucho que hablar durante su edición de este año. En este sentido, una de las celebridades que causó mucho furor y fue comentada por diferentes usuarios de redes sociales, fue Kim Kardashian, quien se presentó en esta velada, con nada más y nada menos que con uno de los icónicos vestido de Marilyn Monroe. Tras varias semanas, la famosa estrella norteamericana, ha brindado detalles de todo el trabajo en el que se sometió para bajar de peso y poder usar este vestido, el cual tuvo consecuencias en su salud.


Kim Kardashian habla de las secuelas por bajar 7 kilos en un mes

En una reciente entrevista que concedió para la revista Allure, la empresaria norteamericana, Kim Kardashian, reconoció los problemas que tuvo en su salud luego de haber bajado de peso para poder usar el famoso vestido de Marilyn Monroe que lució para cantarle “Happy Birthday Mr. President” a John F. Kennedy en 1962.


Según señaló la celebridad, en su intento por perder peso, cambió sus rutinas de alimentación, dejando de consumir carne y una estricta dieta, algo que le pasó factura, pues Kim padece de una enfermedad de articulaciones.


“Me brotó la psoriasis en todo el cuerpo y tuve artritis psoriásica , así que realmente no podía mover las manos… Fue muy doloroso y tuve que ir a un reumatólogo que me recetó un esteroide. Me estaba volviendo loca la carne, pero se calmó”, comentó.


Kim Kardashian lamentó las críticas que recibió tras bajar de peso por el vestido

La empresaria de 41 años, estuvo tres semanas sin comer nada de carbohidratos ni azúcar para poder lucir el vestido de Monroe, el cual fue comprado por Ripley por 4,81 millones de dólares.


Kim bajó abruptamente 7 kilos, por lo que fue criticada por muchas personas, ya que este cambio físico afectó su salud, opacando su esfuerzo por lucir perfectamente en el traje de gala de Marilyn Monroe.


“No veo las críticas para otras personas cuando pierden peso para los papeles: son considerados genios en su oficio…Hay tantas cosas por ahí que no son exactas ni verdaderas”, señaló.


Pese a todas las complicaciones, Kim Kardashian fue elegida este mes como la imagen de la revista Allure, donde se mostró en un traje de baño con una rubia cabello que cubre gran parte de su cuerpo.