Residente sorprendió a sus seguidores en las redes sociales tras promocionar su marca de cerveza artesanal y utilizar el tema “Cerveza, Cerveza”, de la peruana, Wendy Sulca. Entérate de más detalles aquí.

Residente
Residente | Fuente: Difusión

Residente en el año 2009 confesó ser fanático de la cantante peruana, Wendy Sulca. René Pérez, conocido mejor como el exlíder de la agrupación calle 13, invitó a la cantante a su presentación en Lima en ese mismo año.

Residente
Residente | Fuente: Difusión

Una de las primeras canciones que sacó la cantante peruana fue, “Cerveza, Cerveza,”. Este tema la impulsó y se volvió viral, lo que le abrió las puertas de la internacionalización. Cabe a mencionar, que el cantante Residente, toma cerveza mientras escucha a Wendy Sulca y su género musical huaino.

Residente promociona en su cuenta de Instagram su marca de cerveza “CervezaResidente”

Residente promociona su marca de cerveza “CervezaResidente” en su cuenta de Instagram. En el clip se puede apreciar a un grupo de amigos disfrutando de una reunión, tomando la cerveza artesanal del cantante, llamada “CervezaResidente”. El puertorriqueño pone de fondo la canción “Cerveza, Cerveza”, de la cantante peruana, Wendy Sulca.

El artista Residente sorprendió a sus seguidores al realizar esta publicación en su cuenta de Instagram, sobre su marca de cerveza artesanal. “CervezaResidente”, tiene una cuenta oficial en Instagram, con más de 141 mil seguidores.

Residente causó sensación y controversia en las redes sociales con su marca de cerveza, “CervezaResidente”

El artista puertorriqueño, Residente, ha trabajado en este proyecto desde el año 2019, cuando tuvo la idea de hacer su propia marca de cerveza artesanal y junto a la Cervecería del Oeste, pudo hacer su deseo realidad. “CervezaResidente”, es elaborada en la costa oeste de la isla, Mayagüez, Puerto Rico.

El anuncio de Residente sobre su marca de cerveza artesanal en el año 2020 causó sensación y controversia en las redes sociales. “CervezaResidente”, se vendió en el local “El Nido”, en la ciudad de San Juan, Puerto Rico. La cerveza artesanal se agotó a las tres horas de salir a la venta.