Bad Bunny incluyó en su videoclip 'Te deseo lo mejor' a la familia amarilla más popular de la televisión, Los Simpson. 

Bad Bunny y su nuevo videoclip
Bad Bunny y su nuevo videoclip | Fuente: YouTube

¡Justo cuando creíamos haberlo visto todo en los videoclips de música urbana! .Desde que J Balvin incluyó a Bob esponja en su videoclip agua, los artistas urbanos no dejan de sorprendernos, esta vez fue el turno de Bad Bunny con su videoclip te deseo lo mejor estrenado en Navidad.

¿De qué trata 'Te deseo lo mejor'?

Es videoclip se ha vuelto tendencia mundial gracias a que incluye a la popular familia amarilla de la animación, ¡Si! estamos hablando de los Simpson. En el videoclip podemos observar a Homero Simpson llegando una cena familiar en Navidad,y a su esposa Marge reclamándole por haber llegado tarde, se ve a Homero muy obsesionado con su nuevo teléfono el cual hace que se distraiga de pasar tiempo con su familia.

Homero se sienta en el sofá mientras Marge se enfurece y le reclama que un día lo va a dejar sólo, Homero lejos de hacerle caso se sienta a ver la televisión donde están pasando el concierto de Bad Bunny.

Bad Bunny como salvavidas para el matrimonio Simpson

Bad Bunny aparece a modo de fantasma lado de Homero Simpson después de que Marge se fue de casa con su familia, el artista actúa como salvavidas del matrimonio de los Simpson tras recordarle a Homero el tiempo que perdió con su familia gracias al teléfono. Vemos divertidas escenas de Homero buscando a Marge y a sus hijos, hasta que da con el concierto del artista, donde Marge, Lisa, Bart y Maggie están.

De pronto Bad Bunny los sube al escenario y hace que se reconcilien. Terminando con la pareja sentada sobre el sofá de Homero y al reggaetonero volviendo a la pantalla de la televisión.

La unión entre los Simpson y Bad Bunny se ha hecho tendencia y ha sumado más de 10 millones de reproducciones en YouTube. El mensaje que manda el artista es de disfrutar el tiempo que pasas con tu familia, y ha hecho reflexionar a muchos en esta temporada festiva, pues nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde.