Facebook Messenger no solo tiene cifrado de extremo a extremo en sus mensajes, sino también que lo cuentan en sus videollamadas

Facebook Messenger: Cifrado de extremo a extremo funciona en llamadas
Cifrado de extremo a extremo en videollamadas | Fuente: Difusión | Fotógrafo: Difusión

Facebook Messenger es la alternativa de comunicación directa con tus amigos de Facebook.

Esta aplicación no solo ha servido para comunicarte con los contactos agregados en tu perfil, sino también contactarse con páginas de Facebook, y también vendedores de Market Place, logrando ser un gran aliado para contactarte por chat. Estos mensajes ya contaban con cifrado de extremo a extremo, sin embargo, Facebook Messenger anunció la implementación de esta seguridad a las videollamadas.

Cifrado de extremo a extremo en videollamadas

Si bien esta función se hizo conocida por el anuncio de Whatsapp referente a sus mensajes, Facebook Messenger también contaba con el cifrado de extremo a extremo, pero sólo en los textos enviados. Esta función fue implementada en el año 2016.

Ahora, mediante un comunicado de Facebook, se confirmó que las llamadas tendrán la seguridad del cifrado de extremo a extremo, protegiendo de esta forma la privacidad del usuario, sin participación de un tercero:

“El contenido de tus mensajes y llamadas en una conversación con cifrado de extremo a extremo está protegido desde el momento en que sale de tu dispositivo hasta el momento en que llega al del receptor. Esto significa que nadie más, incluido Facebook, puede ver o escuchar lo que se envía o se dice”, fue lo escrito por la compañía.

¿Qué es el cifrado de extremo a extremo?
¿Qué es el cifrado de extremo a extremo? | Fuente: Difusión | Fotógrafo: Difusión

¿Qué es el cifrado de extremo a extremo?

El cifrado de extremo a extremo, tanto en Whatsapp como en Facebook Messenger, garantiza que los usuarios no sean espiados.

Por ejemplo, si te comunicas con un amigo, tu y el receptor serán los únicos que puedan leer y escuchar lo enviado, sin participación de un tercero, ya sea espías potenciales, como proveedores de telecomunicaciones e internet, los cuales no podrán acceder a las claves criptográficas para descifrar una conversación.