El parto de una cabra llamó mucho la atención en la India por los rasgos que tenía el animal, su cuerpo era muy extraño y su rostro parecía el de un humano. Te contamos la historia que se ha convertido en viral.

Cabra dio a luz a una criatura con rasgos humanos
Cabra dio a luz a una criatura con rasgos humanos | Fuente: difusión

Varios medios del noroeste de la India documentaron el nacimiento de una peculiar cabra que causó conmoción a los lugareños, quienes se sorprendieron muchísimo cuando vieron el rostro de la pequeña criatura. Las fotos y videos no tardaron en hacerse virales y llegar a los grandes portales web quienes hicieron que la noticia diera la vuelta al mundo en pocos días.

No es la primera vez que ocurre algo así en un país asiático, pero no deja de casuar conmoción a mayoría de las personas, quienes nunca han visto nada parecido en vivo.

Cabra dio a luz a una criatura con rasgos humanos
Cabra dio a luz a una criatura con rasgos humanos | Fuente: difusión

Shankar Das el dueño de la cabra que tuvo una criatura extraña

El suceso tuvo lugar en Cachar, un distrito del estado de Assam en la India. Shakar Das es el dueño de la granja en la que ocurrió este particular caso y fue él quien descubrió que su cabra había dado a luz a un animal con dos patas y el rostro muy parecido al de un ser humano. Inmediatamente, el lugareño corrió la noticia por el pueblo y la gente comenzó a llegar a su casa para ver con sus propios ojos lo que les estaban contando.

Tanto los residentes del lugar como los medios de comunicación fueron rápidamente a la granja a documentar el nacimiento de la cabra con cara humana, lamentablemente la criatura murió pocos minutos luego de haber nacido, antes de que se le pudieran hacer suficientes estudios y ver el proceso de crecimiento de un ser tan extraño como ese.

¿Esto tiene algún significado para los habitantes de la India?

El pueblo de la India tiene una cultura muy fuerte, sus creencias están bien arraigadas y el nacimiento de un animal como este para ellos significa una señal divina de que algo malo está por venir.