Afuera, paro y sin polo, pero con Roger lo vas a tener que pensar dos veces. Roger se ha convertido en toda una tendencia y un suceso en las redes sociales con sus más recientes fotos. Con sus músculos se ha convertido en el rey del santuario para canguros Alice Springs de Australia.

Los canguros se caracterizan por sus poderosas patas que los ayudan a realizar grandes saltos. Sin embargo, existe un canguro en Australia que llama la atención por su apariencia de fisicoculturista. su nombre es Roger.

La madre de Roger murió muy poco después de parir, y el quedó abandonado en el saco materno. Pudo sobrevivir gracias a la ayuda de Chris ‘Brolga’ Barnes, director del Santuario para Canguros Alice Springs, que lo encontró muerto de frío, al costado de una carretera. Él lo llevó hasta su nuevo hogar, lo protegió y lo entrenó para que se convirtiera en un animal muy fuerte.

"Su régimen de ejercicio incluye golpear a sus rivales y perseguir a su madre humana, que soy yo", cuenta Barnes, consultado por el Daily Mail.