Suena increíble pero es real. Sam es el nombre del perro de peluche más buscado en las redes sociales y en el mundo. ¿Dónde se perdió? En el espacio.

Suena increíble pero es real. Sam es el nombre del perro de peluche más buscado en las redes sociales y en el mundo. ¿Dónde se perdió? En el espacio. Y es que en algún momento deberá caer. La pregunta es dónde.

Todo comenzó en Morecambe, en el noroeste de Inglaterra, en una escuela de primaria. Docentes y alumnos hicieron un proyecto de ciencias que consistió en amarrar un perro de peluche a un globo de helio y lo lanzaron desde el techo de un hotel el pasado martes. Grabaron su veloz ascenso a 24 kilómetros (15 millas) de la superficie, mucho más que lo previsto, con una GoPro que llevaba consigo.

El globo se rompió  al alcanzar los 25 kilómetros de altitud y se desprendió durante la reentrada a la troposfera. El resto del equipo apareció sin problemas gracias al GPS integrado de la cámara, pero no hay ni rastro de Sam. La mismísima BBC ha dado cobertura al suceso y ha puesto su sede de Lancashire a disposición para cualquier pista sobre el peluche.

Sam se elevó a una velocidad de seis metros por segundo sobre la bahía de Morecambe, en el condado de Lancashire, y llegó hasta el borde del espacio. Todo salió como había sido calculado menos la caída.

Nadie sabe donde habría aterrizado. Han lanzado una campaña en las redes sociales con la esperanza de que alguien encuentre a Sam y lo devuelva.