Jonathan Kubben Quiñónez es un joven modelo que decidió renunciar a su trabajo, dejando su glamorosa vida en Bruselas, Bélgica, para emprender un viaje alrededor del mundo.

Vendió su carro en Internet, tomó una improvisada mochila y se fue, pero sabía que debía reportarse con su mamá y hacer que sepa que las cosas iban muy bien con el viaje.

“Sea cual sea tu edad, si tienes una mamá latina y una pasión por la aventura, tendrás que encontrar una forma de decirle que estás bien. Esta es mi manera”, así es como presenta Jonathan, de 27 años de edad, su cuenta en Instagram, a la que llamó “mom i’m fine” (mamá, estoy bien).

A través de esta red social, Jonathan publica imágenes de sus diferentes viajes y aventuras, siempre con una característica muy peculiar, posa con un cartel que dice “mamá, estoy bien.”

La cuenta, que apenas cuenta con menos de 30 publicaciones, y ya tiene más de 109 mil seguidores.

Last moment with my left hand #MomImFine #Travel #travelgram #jellyfish #panama #bocasdeltoro

Un vídeo publicado por Jonathan Kubben Quiñonez (@momimfine) el