Lorenzo Guerra, el joven piurano que logró conseguir sus sueños, en la actualidad sus videovlogs son virales y lo sigue más de un millón de personas.

Lorenzo Guerra
Lorenzo Guerra | Fuente: Difusión

Desde muy pequeño Lorenzo Guerra sabía qué era lo que quería, teniendo 13 años supo que su pasión era crear contenido por lo que decidió subir unos cuantos videos a Facebook, donde aún se pueden encontrar algunos de sus primeros materiales en los que grababa sus sesiones de surf, parkour y BMX. El youtuber ha afirmado que desde siempre fue un niño bastante extrovertido al que le gustaba hablar en público y prácticamente nada le daba pena.

Lorenzo Guerra
Lorenzo Guerra | Fuente: Difusión

Lorenzo Guerra, también admite que no tenía mucha tecnología a su disposición, por lo que le tocó utilizar las pocas herramientas que tenía a la mano, hasta el internet era algo complicado de conseguir. Muchos años después, vive de su sueño, logró demostrarle a su familia que aquellos videos que creían que era un pasatiempo se convirtieron en un trabajo de tiempo completo que lo llevó a obtener reconocimiento internacional.

Lorenzo Guerra comenzó con una cámara prestada

Lorenzo Guerra es un ejemplo perfecto de perseverancia y dedicación, en el 2014 decidió comenzar su canal de Youtube, pero le faltaba la cámara, así que decidió pedir una prestada. El creador de contenido cuenta que solo tuvo la oportunidad de hacer tres videos para "Entérate con Lorenzo" porque al poco tiempo le pidieron que la regresara. "Conseguí 114 suscriptores, yo estaba emocionadísimo. Las épocas de monetización ya estaban activas y, sin mentirte, gané $1.50"

 

Tuvo que dejar de lado la idea de Youtube por un tiempo por no tener recursos, sin embargo, no se le olvidó su objetivo. Trabajó durante dos años hasta que logró comprar una cámara de segunda mano, le cambió el nombre al canal por "DescocaosTV" y en noviembre de 2016 lanzó su primer video, llamado "El Payaso Asesino".

La gente se reía de Lorenzo Guerra por los videos que hacía

Lorenzo Guerra cuenta que al principio las personas se burlaban de él y nadie creía que iba a lograr algo importante, afirma que su novia de aquel entonces fue la única persona que lo apoyó realmente, "Mi padre no creyó en mí y él lo reconoce en algunas entrevistas. La gente a veces se reía de lo que hacía, pero yo le daba duro", afirmó el piurano.

 

Su canal agarró fama cuando hizo un video con un venezolano, el cual se hizo viral, pasando de tener 5 mil a 30 mil suscriptores. Al año siguiente, en 2018, logró llegar a los 100 mil, según lo que cuenta para un chico de provincia eso era algo demasiado grande: "Ya recibía platita para comprarme unas zapatillas, ya llevaba a comer a mi flaca su chifita con su Inca Kola, ya le echaba gasolina a mi moto", cuenta entre risas Lorenzo Guerra.