Una pareja de esposos sorprendió al mundo al contar la fórmula mágica para mantener avivada la llama del amor. Esto les ha permitido vivir en paz y sin peleas.

¡Puro amor! : Esposos llevan 30 años sin pelear
El amor entre Hannah y Blair Keeley surgió entre las paredes de una universidad, cuando cursaban el primer año de estudios en 1986. | Fuente: Facebook

Hannah y Blair Keeley son ejemplo de perseverancia. Mientras hay historias de amor que no duran ni un mes, ellos ya llevan 30 años de casados y por si no fuera poco, no han peleado ninguna sola vez.

Aunque parezca increíble, la pareja contó cómo sobrevivir al matrimonio, superar las adversidades y tener una vida feliz. Los esposos se han vuelto tendencia en redes sociales y ahora buscan llegar a más parejas con su historia de amor, la cual nació desde la época de la universidad.

 

 

Su historia de amor

 El amor entre Hannah y Blair Keeley surgió entre las paredes de una universidad, cuando cursaban el primer año de estudios en 1986. Posteriormente mantuvieron una relación a distancia con la promesa de matrimonio. Cinco años después esto se volvería realidad, decidieron casarse y formar una gran familia con siete hijos.

Aunque han tenido desacuerdos nunca han peleado, porque gracias al ejemplo de amor que tuvieron cada uno de sus padres, se dieron cuenta que esta no era la mejor salida para solucionar los problemas y que por el contrario debían luchar del mismo bando. Ellos manifiestan que los matrimonios deben convertirse en una asociación de poder que los haga crecer a la par.

“No se gana ni se pierde en una discusión. Un argumento está ahí para exponer algo. Si recurres a pelear, ambos habréis perdido”, confesaron al portal Fox News Digital.

 

Las siete claves del amor

 Hannah y Blair Keeley tienen la suficiente autoridad moral como para  hablar de amor y aconsejar a otras parejas, así que decidieron ayudar a personas que puedan estar pasando por una crisis en su relación.

 De esta manera los esposos compartieron siete claves que garantizarán un amor largo y sólido en cualquier tipo de relación. La fórmula es más sencilla de lo que muchos imaginaban, solo se necesita un poco de paciencia y voluntad.

  • Compartir sus sentimientos y emociones
  • No irse a dormir peleados
  • Leer el lenguaje corporal
  • Desafiarse para no estancarse y crecer
  • Nunca uses la palabra “deberías”
  • No sabotear logros o sueños
  • Mantener una comunicación fluida y tenaz