Kylie Jenner encontró el regalo perfecto de cumpleaños para su novio, Tyga, ya que no todos los días se cumplen 27 años y por eso la joven emprendedora quizo sorprenderle con algo que seguro le iba a gustar: su cuerpo semidesnudo.

Orgullosa de sus curvas, la hermana de Kim Kardashian se quitó el brasier y ha posado de lo más sensual junto al rapero. Con tan sólo unos jeans y tacones como fieles acompañantes, Kylie apoya sus senos sobre el rostro de su pareja, sin perder la compostura y el glamour en ningún momento.

Tyga, con el torso al descubierto, tampoco se ha quedado de brazos cruzados. De lo más concentrado, el rapero ha metido su mano en la parte trasera de los jeans de su amada, dando rienda suelta a la imaginación.